Si tienes varias cuentas en varias casas de apuesta a tu nombre, los beneficios serán la suma de los que hayas obtenido en todas ellas.
Por otra parte, si una sola persona cobra el premio, pero decide después repartir el mismo, la persona que lo recibe debe pagar una pequeña cantidad por donación, que según la Comunidad Autónoma varía, pudiendo ser más alto o más bajo.
Los ex madridistas Sahin y Altintop, y el ex atlético Salvio, entre los perjudicados.
Los jugadores, por su parte, ya no vivían aquí y en muchos casos ni sabían que tenían derecho a esa devolución.En esta ocasión no han sido los futbolistas los que han escamoteado dinero al erario, sino (presuntamente) al revés.Estas cifras, explica el Ministerio en la nota de prensa que hoy ha publicado, " no son definitivas, dado que los contribuyentes new york state lotto numbers for tonight siguen presentando solicitudes".Y en muchos casos con un gran ahorro, porque aquí pueden llegar a tributar más de un 50 de su sueldo, mientras que en otros países el porcentaje baja notablemente, hasta rondar un 20, según los casos.Sí, de forma tajante.Esto es así para evitar que personas que pierden miles de euros apostando puedan deducir esas pérdidas de los ingresos que obtienen por otros medios.Pero ojo, la ley viene con letra pequeña: las pérdidas apostando pueden ser deducidas de los beneficios obtenidos siempre que no los superen.Si, como en el ejemplo citado antes, pierdes 50, este dinero no puede ser deducido de los ingresos netos obtenidos por rentas del trabajo.Así, en las últimas se han recibido cerca de 180.000 solicitudes más de devolución.Las estrategias de evasión o elusión fiscal no sólo son alegales sino que son inmorales.Las cifras de negocio son escandalosas, pero más lo es la velocidad a la que el fenómeno se expande.

Por ejemplo, si a lo largo de un ejercicio fiscal obtienes.100 de beneficio, no puedes deducir de esa cantidad los 100 que muchas compañías te regalan como bono inicial.
Los primeros.500 euros de tu premio están exentos, mientras que de la parte restante se descuenta un 20 independientemente de la cantidad.
Por otra parte, los premios por encima.500 euros sí que tributan y, a diferencia de los anteriores, deben cobrarse en cualquier sucursal de las entidades financieras colaboradoras.